sábado, 18 de abril de 2009

Organos engañosos: los sentidos


El engaño que nos juegan nuestros órganos sensoriales ante los estímulos y absurdos del medio ambiente, nos dan la certeza muchas veces de que todo lo percibido es puramente real y verdadero.

Es lo que ha dado lugar a que varios campos de la ciencia se hayan encargado de hacer estudio y clasificación de los diferentes mecanismos sensoriales que poseemos los seres humanos y la mayoría de especies animales, de estos campos, entre los más destacados cabe mencionar a las neurociencias, la sicología cognitiva y la filosofía de la percepción, llegando todas a la conclusión del papel protagonico que desempeñan los sentidos en la conducta animal, de como los complejos procesos mentales son provocados por estos y las variantes que se presentan con relación de un individuo a otro.

Estas herramientas científicas nos proveen un amplio diagnostico que nos permite el entendimiento y comprensión de la conducta.

Sabido esto podemos argumentar en base al tema de las experiencias religiosas y su
creencia, de como todo el sistema nervioso central interviene en la interpretación de las percepciones sensoriales, muy presente en el pensamiento mágico-religioso propio de la especie humana, lo que nos lleva a crear una infinitud de entidades, situaciones o acontecimientos,inverosimiles, dándole, forma, color, sabor, olor, textura y acústica. a través de procesos cognitivos añadimos otros adjetivos a la experiencia. Con esto no quiero decir que los sentidos tienen un mal funcionamiento o nos mienten a cada momento, NO, nada que ver, pues sin estas herramientas que estamos provistos no podría ser posible entender nuestra naturaleza.

Más bien es un asunto de educación, de que tan despiertos estemos, que tan conscientemente responsables podemos ser ante la realidad. Cuando digo educación no me refiero específicamente a títulos universitarios, pueden ser útiles, pero no imprescindibles a la hora de percibir el entorno, que sin equivocarme, (tal vez si), puedo decir que importa más la educación que recibimos en el hogar desde nuestro nacimiento, el como nos enseñan a interactuar con el entorno y de que manera interpretar sus facetas, pues es ese modelamiento que influirá ya de adultos o mejor dicho con un cerebro maduro funcionando a toda capacidad, en la interpretación y comprensión de la vida misma.

La mayoría de los seres humanos sin importar, zona geográfica, etnia o cultura, somos víctimas del adoctrinamiento impuesto en nuestro hogares y la sociedad en la cual nos desarrollamos como "individuos".

En conclusión, sin lugar a duda no se puede negar lo maravilloso que es el funcionamiento de cada uno de los órganos sensoriales y sus procesos cognitivos ante la exuberante naturaleza que nos rodea y de la cual somos parte, de lo valioso que ha sido que esta misma, nos dotara de los instrumentos necesarios para su misma comprensión, fruto de la necesidad de trascender en la carrera evolutiva en la cual participan todas las especies vivientes. Otros con un pensamiento simple y conformista, prefieren interpretar fenómenos a su antojo, acomodando el entendimiento a lo fácil...a lo mágico.

"Inciertos son nuestros pasos cuando nos dejamos acompañar de lo desconocido".

Refranes y frases celebres:

No todo lo que brilla es oro.
No todo el monte es orégano.
Somos engañado por la apariencia de la verdad.