viernes, 27 de febrero de 2009

Lavar las dudas

si tus ojos se lavan con la esperanza de la promesa dominical, con la que fue impuesta destruyendo toda razón y luz cerebral, no te culpes, no te aflijas, desarma toda tradición, lo impuesto, lo absurdo, con razón, discernir lo verdadero de lo falso, busca la realidad.