miércoles, 4 de marzo de 2009

Mi País Laico?


Soy dominicano, mi país se llama, República Dominicana, nosotros los dominicanos compartimos parte de la isla de Santo Domingo, con el pueblo de Haiti. Lo siguiente puede tener ligero roce con el chovinismo o patrioterismo, a sabiendas del poco significado que le resulta a muchos, esa posición, yo mismo personalmente entendí, hasta hace poco, que eso solo nos divide mas, refiriendome a todos los pobladores del mundo.

Aun así, quiero manisfestar mi orgullo, agrado y contradictoriamente a eso mi pena de ser dominicano.

Un país con una historia barbara, en el sentido bélico, donde muchas vidas se jugaron para tener lo que tenemos hoy o algo parecido, ya que la patria que soñaron los trinitarios dista mucho de esta realidad.

Aquí en dominicana como en otros pueblos de latinoamerica, hemos sido víctima de tener muy malos representates publico, malos gobernantes, que lo único que han hecho es mantener a la mayoría del pueblo en el fango de la pobreza y la ignorancia, ellos engrosan sus arcas con nuestro aporte, nuestro sudor, nuestros recursos. Con unos valores morales centrados en la fe del cristianismo, valores y creencia que no nos han servido para nada, pues la historia y la actualidad de nuestros pueblos dan clara evidencia de eso.

Esa es mi preocupación, el tener unos políticos apoyados por la iglesia esperanzadora, que juntos lo único que hacen es castrar la luz del pensamiento critico de nuestro país, ya que no se nos brinda una educacion adecuada (verdadera). Nos educan para creer en lo invisible y de dudosa existencia, pero con la poca voluntad de pensar por nosotros mismos, no queda nada que hacer, es un hecho, heredamos las creencias religiosas como dice Richard Dawkins por "tradición, autoridad y revelación", para estar condenados, no al infierno, sino mas bien a una vida llena de fobias y temores irreales, todo ese pensamiento mágico-religioso acompañado de la falta de educacion o mas bien falta de una educación razonable. Pues es verdad que tenemos escuelas y universidades y son muchos los que logran obtener un titulo universitario, pero eso no ha sido suficiente para hacernos pensar. Nos enseñan a tener que comer a todo costo, donde vivir a todo costo, casarnos, procrear y un sin fin mas de artilugios, no quiero decir con eso que tener todo lo anterior esta mal, lo que intento decir es, que eso nos nubla la razón, cuando es fruto de por lo menos uno de los tipos de creencias (pueden ser por mas de uno) que dicto Dawkin y llega incluso a deshumanizarnos, (si tiene alguna duda preguntele a los políticos), aprovechando cualquier oportunidad para obtener lo que nos de placer y seguridad, incluso lo ajeno.

A mi entender, nos hace falta algo...no un santo, no una virgen, no un semí, no estar pendiente en cumplir lo que nos dice "la carta astral" o "signo zodiacal", no una iglesia, no el papa, no Jesús...una sociedad laica, comprometida con una educacion laica, para el sano, real y consciente desarrollo de su pueblo, desvinculada total y absolutamente de todo movimiento o creencia paranormal, fantástica-religiosa, para obtener una sociedad pensante, que cuide su entorno, su pueblo, su gente, no con oraciones, no con amuletos, mas bien con trabajo, con una voluntad critica.

Se que estamos muy distante de ese ideal casi utópico, pues las raíces religiosas en nuestras mentes están muy arraigadas, muy profundas, es lamentable, que nuestros niños, nuestros jóvenes, no puedan discernir sus vidas, basados en la evidencia que están presentes, como dice el cliché, que en pleno siglo XXI estemos regidos por la ignorancia, por la fe, en un país lleno de políticos y lideres religiosos, que mantienen a los muchos, por no decir a todos, con una esperanza en vilo, en lo vano, vació, absurdo.

Yo soy hijo, hermano, esposo, padre, tío y quisiera lo mejor para mi familia, pero lo que mas quisiera es que se den la oportunidad de pensar, a romper las cadenas del miedo, que mi pueblo empiece a razonar en las reales prioridades de la vida.

El mundo...la vida misma es maravillosa, esplendida, nosotros, somos lo mejor de lo mejor, tenemos muchos dioses que destruir, ya son menos eso lo sabemos, el tiempo nos ha demostrado que avanzamos y lo mejor de todo es que podemos mejorar.

Se parte del cambio.

Mar-o, Macro Negro, P.L.