lunes, 2 de agosto de 2010

El hombre o la humanidad?

No me deja de "chocar" ese término para referirse a la especie humana, "EL HOMBRE"...en verdad les digo, cuando escucho o leo tal referencia, provoca en mi un desagrado por la persona que utiliza este término, aparte de machista y homo-céntricos pienso que es un absurdo, una idiotez, una falacia creada o elaborada hace mucho tiempo atrás, cuando el hombre, (generericamente hablando) dominaba todo a su antojo, cuando la mujer era un objeto más del dominio masculino, cuando esta era considerada como un ser débil, que su único objeto en la vida era complacer y aguantar sin objeción los caprichos de los hombres, quienes se creían la razón única y merecedores de las bondades de una supuesta creación de mano de un (os) supuesto dios (es), por ser ellos creados a imagen y semejanza, de ese dios (por supuesto masculino) que les permitían el derecho de enseñorearse del mundo. 

Encontramos tales referencias en casi todas las sociedades humanas, en toda la geografía mundial, los pueblos del mundo, todos, desde las primeras civilizaciones humanas han fundamentado sus poderes y sus creencias religiosas bajo este modelo, en ellas podemos encontrar un hombre como cabeza de esos poderes y de esas creencias, unas más fundamentalistas o extremas que otras, pero de igual manera esa creencia fue propagada por todo lo largo y ancho de nuestro planeta, reconozco que en muchas culturas o civilizaciones les fue reconocido el importante rol a la mujer, por ser ella la responsable de llevar en su vientre otro ser humano, darlo a luz. Alrededor de ese acontecimiento de la maternidad y el acto mismo de parir, se ha elaborado toda una gran variedad de creencias con carácter religioso o místico.

La gran ignorancia de esos pueblos arcaicos podría justificar esa idiotez, pero en nuestros días referirse a la humanidad con ese término, no debería ser aceptado.

La religiosidad de nuestros pueblos y el gran poder que ejerce en la sociedad, a través de sus instituciones, como iglesias y centros de estudios académicos, al igual que su estrecha relación con los poderes del estado o políticos, dogmatiza e inculca tal creencia, haciendo ver a todos que es correcto, apoyados ellos en su convicciones dadas estas como poseedoras de un razón o verdad absoluta e incuestionable, pues sus libros sagrados o alguna revelación personal de su dios lo refiere así.

No seamos pendejos, ya esta bueno de toda esa mierda religiosa, de todos esos absurdos que nos han sumido en el atraso, provocando mal trato contra la mujer, desde su más tierna infancia hasta su delicada ancianidad.

En el siglo pasado se genero una explosión con la estúpida idea que acompañaba una supuesta "guerra de sexo", como algunos se aprovechan de todo y de todos (casi), los sectores económicos, de mercadeo, venta y compra de bienes, le han sacado bastante pasta a este asunto, realmente se vivió una transculturación, una manera diferente de ver a la mujer y al hombre, el pudor que acompaña al sexo mostró un cambio, dejamos de vernos y ser lo que fuimos en la antigüedad, evidentemente aun persiste esos remanentes en la mente de muchos.

Cuando en los tiempos que yo aun creía en el dios cristiano, en ocasiones que me toco visitar iglesias pentecostales, nunca pude entender el por qué los hombres se tenían que sentar en las banquetas de un extremo de la iglesia y las mujeres del otro, nunca nadie me dio respuesta a tal disparate...en fin, el hombre para mi y para muchos es una parte más de la humanidad, no la humanidad, eso es un absurdo y pienso que no debemos permitir que esa idea se utilice.