sábado, 29 de octubre de 2011

Yo y mi "locura" de querer saber...

Quiero saber todo lo que me sea posible durante mi efímera vida, y si esa posición me convierte desde el punto de vista de algunos en un "loco", loco seré, o "raro", raro seré...es verdad no tengo la seguridad que tienen los crédulos conformistas que solo quieren saber sobre lo que se ajusta o concuerda con su sistema de creencia, impuesto hace ya mucho tiempo a través de la "tradición, autoridad o revelación" (Dawkins) aceptada por miedo o comodidad.

Mucha de la gente cercana a mi vida consideran que las personas con cierta afición a la lectura, la investigación, curiosidad y escepticismo, son "medios locos" y "hasta peligrosos"...la mayoría de estas personas con las cuales me relaciono en mi día a día, por no decir todas, son creyentes religiosos, por ende creen en la magia como acto sobrenatural, horóscopos, brujas, fantasmas y todo aquello que corresponde al pensamiento mágico-religioso, esa gente piensa que estoy demente o casi estoy llegando a eso.

Bien, soy un demente, un loco...por regir mi sistema de pensamiento bajo el rigor del método científico, que se exhibe en todos los campos de las ciencias, tales como; la astronomía, las matemáticas, la física, antropología, y demás bellezas que corresponden al pensamiento critico y curioso de algunos seres humanos.

El problema con esta "buena gente" y mi manera de apreciar el medio ambiente, radica meramente en mi no creencia en la existencia de ningún dios.

Si es lo que quieren ver en mi, no seré yo el que les diga lo que tiene que ver, entonces soy un loco, por querer saber, todo lo que ellos temen saber.

Mientras ellos, los creyentes, poseen la "única y verdadera creencia, totalmente absoluta en lo que propone", yo me quedo con mi humilde duda que se corrige a medida que avanza el tiempo en el espacio, tal como lo percibimos.

Que se queden ellos con su hombre de barro, hombres que caminan sobre el mar, el chupa cabras, los duendes, las brujas, zombies y seres invisibles todo poderosos...yo, me quedo con mi pensamiento de que 2+2=4, con la ley de la gravedad, con El Origen de las Especies, con hombres curiosos como Stephen Hawkins, me quedo con esta vida posible por acontecimientos que no entendemos y que estamos entendiendo...me quedo siendo un animal consciente de si, de su entorno y de su muerte.