viernes, 27 de febrero de 2009

Sociedades Absolutas

Con la deforme y convulsionada sociedad, que se ahoga en sus propios vicios, quebrantados todos estamos, apilados entre los desperdicios del absurdo, de lo irracional, dominical, muchos manchados con la esperanza puesta a una segunda venida, mejor imposible que un mundo plano, centro de todo lo desconocido, una moral que no ha servido para nada, pues nuestras acciones a lo largo de la historia se se han salido de toda ética, que mas nos queda demostrar, a quienes mas debemos desaparecer para obligarles a estar del lado de nuestra estúpida verdad, mas ciegos, cerrazones, no podemos ser. Hasta cuando...cuando la chispa de la duda iluminara nuestra azotea.