domingo, 26 de abril de 2009

Ciencia ficción: origen de los milagros cientificos


milagro
m. Suceso inexplicable, extraordinario o maravilloso que se atribuye a intervención divina: el milagro de los panes y los peces.

Suceso raro o extraordinario: este encuentro es un milagro.

Desde siempre nos ha fascinado la idea de que acontecimientos con estas características sean ciertos, los cuales han sido registrados en las diferentes culturas del mundo, acompañados por supuesto del folclor y el sincretismo del pensamiento mágico-religioso, que habita o habito en la creencia personal de cada individuo.

Lo inexplicable de estos episodios, atribuidos en su mayoría a alguna(s) entidad(es), no físicas, con características "divinas", han sido puestos bajo la lupa de las ciencias, jugando el papel que le corresponde, el de ser herramienta de la certeza. No para concebir una idea absoluta y cuadrada, pero si para acercarse lo más próximo a la verdad, apartando todo concepto abstracto y no demostrable.

Es obvio que las ciencias no poseen todos los instrumentos necesarios para tener la capacidad de medir, testear o verificar todos los hechos y aconteceres del universo, sería muy pretencioso creerlo.

Hablar de ciencia ficción muchas veces nos lleva a pensar en los tiempos venideros, acompañada de los más diversos temas, abarcando en gran parte lo fantástico, lo futuristico y lo inverosímil. De manera que los expertos en el genero tienen un amplio espectro de inspiración, el cual no parece conocer limites.

Al referirme a la ciencia ficción como origen de los milagros científicos, es por el mismo hecho o interpretación que damos a la palabra "milagro", la cual es asociada a los sucesos extraordinarios, inexplicables, no convencionales, atribuidos a alguna divinidad. La historia de la ciencia en toda su amplitud de campos que la configuran tiene en su haber infinidad de sucesos, avances y descubrimientos, que podríamos tildar de milagrosos.

La ciencia ficción ha sabido anticipar desmesuradamente con mucho esmero, esos momentos de luz en las ciencias, y tal apogeo no parece cesar.

Para tener una idea de la influencia de está, menciono algunas personalidades que sean visto involucradas de una manera u otra al vasto mundo de la ciencia ficción.

Julio Verne: Viaje al centro de la tierra, De la Tierra a la Luna, Veinte mil leguas de viaje submarino, La isla misteriosa,...
H. G. Wells: La guerra de los mundos, La máquina del tiempo, El hombre invisible, La isla del Dr. Moureau,...
Isaac Asimov: La saga de la Fundación, Yo, Robot, El fin de la Eternidad, Los propios dioses...
Lewis Carroll: Alicia en el País de las Maravillas, A través del espejo y lo que Alicia encontró allí (ciencia ficción primitiva)
Richard Matheson: Soy Leyenda
Jorge Luis Borges: Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, El Aleph


Estos señores y al igual que muchos más, con similar tendencia en sus escritos, han cautivado y llenado de inspiración a los científicos del mundo, dando rienda a la preconsebida vida en el llamado genero de literatura de la anticipación, a una realidad más que futura, presente, temas como viajar a al espacio, a los océanos, en vehículos especiales, la robótica, inteligencia artificial, son abordados de manera tan natural en nuestros tiempos, que en su momento fueron imposibles milagros.

La humanidad y todo el globo terráqueo, vive y respira la ciencia ficción, haciendo de esta una alternativa de vida, simplificandonos el vivir en tiempos dificiles, donde por desavenencias, no vemos obligados a buscar solución a nuestros problemas en las tegnologias y descubrimientos que esta vaticino.