jueves, 25 de junio de 2009

Los fundamentalistas y sus mil demonios


!Fuera satanás!!!

Así empezaría un exsorcismo, digo, no tengo certeza de eso, pero si he sido testigo ocular de eventos parecidos, aparte de la famosa película, en donde un pobre cura es enviado a sacar a lucifer y una partida de demonios, que poseían a una adorable niña.
Pero eso fue en la película, de lo que si fui testigo aconteció en una de esas cruzadas evangelisticas, en donde se invoca al mismísimo rey de las tinieblas y se le ordena abandonar el cuerpo de toda persona que tenga alguna "dolencia física" y quien sabe si siquica, para la mayoría de todo creyente, en especial las denominaciones evangelicas, toda enfermedad física o síquica que padezca un individuo es obra del diablo o uno de sus secuaces, y caen en el extremo de considerar que ciertas conductas, habitos y preferencias son parte de ese amplio espectro demoniaco, por ejemplo; si usted roba, tiene un espíritu o demonio ladrón, si usted gusta de participar en juegos de azar, tiene un demonio de juego, si es homosexual esta usted siendo poseído por un demonio gay, ¡QUE EL SEÑOR REPRENDA AL DIABLO!.

Es el caso reciente de un joven de 16 años, (según Patricia Mckenney, reverenda que participo en el exsorcismo asegura que el muchacho tiene 18 años) el lo desmiente. Este joven fue sometido a un exsorcismo por miembros de una comunidad cristiana que se hace llamar "Manifested Glory Ministries", entre todo un bullicio, cánticos, y un órgano que no cesaba de sonar en una iglesia ubicada en la localidad de Bridgeport, Conneticut acontecio dicho evento. Un vídeo que mostraba todo este circo fue subido a la pagina de YouTube, aparte de los varios noticieros que se han hecho eco de este extraordinario, pero muy común caso que es increíble que en pleno siglo 21 estas cosas pasen o sean permitidas, nos sorprendemos al ver que todo ese oscurantismo medieval se viva en nuestros días.

"No tenemos nada en contra de los homosexuales. Simplemente no compartimos su estilo de vida", dijo la reverenda Patricia McKinney, quien mostró en las páginas del diario su convencimiento de que "un hombre debe estar con una mujer, y una mujer con un hombre" y quien explicó que el muchacho se vestía "como una chica y esas cosas".

¡por júpiter!