martes, 15 de septiembre de 2009

La Evolución del Pensamiento


Una síntensis de este tema hecha por Tirso Mejia Ricart, sicologo, dominicano, en uno de sus libros, "Sicologia Social Basica, tomo I".

En la base de la evolución de la cultura está el desarrollo de la capacidad del hombre para captar la realidad a partir de la organización de la experiencia, con la ayuda de simbolos, es decir del pensamiento.

Se conocen tres formas fundamentales de manifestación del pensamiento, que son las siguientes:

a) el pensamiento arcaico o instintivo.

En este tipo de pensamiento el individuo tiene todavía un yo indiferenciado y tiende a proyectar su propia forma de existencia y sus estados emocionales en los demás seres y objetos de la realidad. De ahí que las creencias derivadas de este tipo de pensamiento sean de tipo animista, es decir, que asignan deseos humanos y poderes a los animales, fenomenos naturales y otros objetos de la realidad.

b) el pensamiento mágico o prelógico.

Aqui el individuo hace diferenciación del yo, pero se establecen generalizaciones ingenuas, es decir, muy amplias, basadas en pocas experiencias, que adulteran el reflejo de la realidad, tales como son el suponer el intercambio de cualidades entre los objetos y personas por su simple semejanza (magia imitativa), o por contigüidad (magia por contagio), por la similitud de las causas y los efectos, o del continente y del contenido de los objetos, suponer la posibilidad de que las partes se reproduzcan y sustituyan al todo en los fenómenos de la realidad: el atribuirle fuerza real a los que son simples representaciones de ésta, como el pensamiento, la palabra o las imágenes. Del mismo modo, el pensamiento mágico conduce a la ambivalencia, que consiste en atribuirle a los fenómenos o a la conducta cualidades u objetivos opuestos.

c) el pensamiento racional o lógico.

Se caracteriza por el establecimiento de conceptos, juicios y concluciones en base a una más vasta experiencia y sobre todo, a su organización de acuerdo a las relaciones lógicas entre los fenómenos, lo que incluye el principio de identidad (la inmutabilidad de sus esencias), el principio de causalidad (entre ls causas y sus efectos), el principio de membración (del todo con sus partes), y el principio de contradicción (imposibilidad de la ambivalencia).

Estas diferentes formas del pensamiento representan niveles de desarrollo cultural diferentes, correspondiendo el pensamiento arcaico al más primitivo y el racional el más avanzado, lo que no impide que en aspectos del pensamiento racional mezclados con elementos de pensamiento mágico y hasta el arcaico, particularmente en aspectos de la realidad que suponen un mayor nivel de abstracción y alejados de la comprobación práctica.