lunes, 5 de octubre de 2009

Celebran misa, dando gracias por el articulo 30 de la constitución dominicana.

En Santiago, R.D., fue celebrada una misa, oficiada por el obispo de dicha provincia Ramón Benito De la Rosa y Carpio, donde se celebró el triunfo obtenido por la influencia religiosa sobre los congresistas dominicanos que el pasado 17 de septiembre en la reforma constitucional dieron su apoyo a favor del articulo 30 que dice: “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte”.

El prelado expresó que la Asamblea actuó de forma patriótica y se mantuvo firme frente a las potencias que intentaron imponer el aborto.

“Sé que para ustedes no fue fácil, porque tuvieron muchas presiones internacionales (EL VATICANO) y debo decir que para mí fue un acto de libertad (títeres) frente al nuevo colonialismo que quiere imponer a nosotros una serie de leyes y de costumbres”, expresó el religioso.

Apuntó que la aprobación del artículo 30, que instituye el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte, fue parte de la coherencia de los legisladores que estuvieron en la Asamblea Revisora y deja ver que las cosas no se hicieron a la ligera.

De la Rosa y Carpio advirtió que la Iglesia católica en todo el mundo tiene una posición clara respecto al aborto, y es el de no retroceder jamás en el tema de la defensa de la vida.


¿Cuando asumirán una posición antes los abusadores ensotanados?

El arzobispo metropolitano de Santiago recordó que en el año 1961 los obispos salieron en defensa de los jóvenes que eran maltratados por la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo Molina, los sacerdotes utilizaron igual que ahora la misma frase de defensa de la vida desde su nacimiento.

Rafael Leónidas Trujillo Molina gobernó democráticamente desde 1930 hasta 1934 y de facto, hasta su asesinato en 1961.

Así cualquiera sale en defensa, después de que valientes dominicanos acabaron con el tirano, pues antes, mientras vida tuvo, esa fue la cara que la iglesia le dio al generalísimo.




Después de 30 años gobernando con el apoyo y consentimiento de las iglesias, en los cuales se propinaron todo tipo de atropeyo contra la población de este país, los muy defensores de la vida y la moral, esperan a que el generalísimo este muerto para decir "no estamos de acuerdo".

En fin, unos hipócritas, manipuladores y metiches, la historia da evidencia de eso, y aun permanecen en las mismas, pena por mi país, rabia con los legisladores, por peleles.

El enfoque de la Iglesia católica sobre el origen de la vida, apoyado por varias denominaciones y organizaciones protestantes, se impuso el pasado 17 de septiembre entre los asambleístas.

La Asamblea Revisora ratificó el artículo 30 en segunda lectura, con una votación de 128 contra 34.