domingo, 4 de octubre de 2009

El Santo Rosario de la "Virgen" madre.


Hacia lo alto
Octubre, Mes del Rosario.

María es el mejor atajo para llegar a Jesucristo.

Una de las tantas diferencias que podemos encontrar en el cristianismo y que divide ésta religión en las muchas fracciones conocidas, teniendo ésta devoción y adoración para la "santísima virgen maría" en las filas católicas, rechazadas y hasta ridiculizadas por las tantas denominaciones protestantes, en especial los pentecostales.

El primer párrafo de esta entrada da titulo a una publicación en la sección "RELIGIÓN", del periódico dominicano HOY en su versión digital (HOY.COM.DO), escrito por: LEONOR ASILIS (leonor.asilis@gmail.com), y empieza diciendo así:

"A modo de testimonio, confieso que hace un tiempo no era consciente de todas las bendiciones que esta oración derrama a quienes la practican, pero en el cursillo de cristiandad, experiencia que altamente recomiendo a quienes aun no lo han hecho, se siente su presencia, justamente rezando el rosario".

El santo rosario es un rezo "tradicional católico", que conmemora 20 "misterios" de Jesucristo y la virgen María, recitando después de cada uno un "padre nuestro, diez ave maría y un gloria", también se le llama rosario a la sarta de cuenta que se utiliza para rezar el rosario, osea el collarsito de bolitas con la imagen de la virgen y el crucifijo.

Como bien cuenta su experiencia con el santo rosario la señora que escribió el articulo, dedicado este al "divino artilugio", el mismo le permite sentir la presencia de la "virgen" madre (recomendado para los protestantes, para que de una buena y reveladora vez, den por veraz la divinidad de la "virgen madre) y asegura que es la mejor vía para llegar a su famoso hijo.

"María es el medio más seguro, el más fácil, el más corto y el más santo para llegar a Jesucristo. En otras palabras, el mejor atajo".

Por Ella, el Padre nos entregó a Jesús. Por su intercesión, Jesús hizo su primer milagro en las bodas de Caná de Galilea.

Con esta acción, Jesús nos revela su debilidad por su Madre. Y en la cruz, nos la entrega en Juan, queriéndonos mostrar que es nuestra madre en el Espíritu y que nos cobijemos bajo su manto.

Ella nos ha regalado el rosario para que meditemos con ella los misterios y las virtudes de la vida, muerte, pasión y gloria de su hijo Jesús a la vez que pedimos su intercesión.


A ver si entendí, la señora "virgen" madre es el camino, mejor dicho, la puerta para estar al otro lado con Cristo, eso es lo que parece quizo decir. Entonces asegura que la "virgen" madre nos ha regalado el rosario, es decir todos los resos, con el collarsito de bolitas, y por supuesto su "divino" poder.

Según cierta fuente (Wikipedia) El Rosario comenzó a utilizarse en el catolicismo alrededor del año 800. Es decir tiempo después de la muerte de la "inmaculada" madre, pero claro, desde que existen las revelaciones, nadie queda mal..."La Santísima Virgen reveló al beato Alano de la Roche que después de la misa, que es la primera y más viva memoria de la pasión de Jesucristo, no había devoción más excelente y meritoria que el rosario, que nos trae excelentes recompensas".

Y como tenía que ser y nos tienen acostumbrados las religiones, en especial la cristiana, se armo tremendo lío entre los católicos, por sus diferencias en cuanto a las revelaciones o intereses personales, surgió un movimiento en el siglo XIII, que fue cuando tomaron realmente popularidad los resos del rosario, con los Albigenses, un grupo de "iluminados" que negaban varias doctrinas escenciales de la iglesia católica y que se convirtió en un movimiento violento (que extraño).

Ésta celebración anual fue promovida por el Papa Pío V, después de la batalla de Lepanto el 7 de octubre de 1571, quien atribuyo el triunfo de una coalición cristiana llamada la "liga santa" a la divina intercesión de la "virgen" madre luego de rezar el rosario y todos sus misterios.

El 16 de octubre de 2002, el Papa Juan Pablo II promulgó la Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae, en la que aprobó que se añadieran cinco nuevos Misterios al Rosario, los misterios luminosos

Autoridad, apariciones, revelaciones personales, algo de sangre y largos siglos de tradición han contribuido con la realidad de todo este cuento, son los ingredientes perfectos para la veracidad religiosa, contrario a lo que plantea la señora del articulo y la creencia de muchos otros católicos, "el rosario ha sido un regalo de la "virgen" madre".

¿Y usted qué cree?.